miércoles, 27 de abril de 2011

Os presento a Berta (siempre quise ponerle ese nombre a una muñeca).
Resulta que Berta, que es la neurona que se encarga de mi lado creativo, no me deja dormir; va a la deriva en un exprimidor intentando sacarle jugo a cualquier historia.
Oh! acabo de caer en la cuenta: mis muñecos no duermen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario