jueves, 12 de mayo de 2011


Eah!! que cualquier excusa me parece buena para retrasar la colocación del armario. Que cambiar de estación me parece maravilloso; pero cambiar la ropa de invierno por la de verano, me aterroriza. Sacar, lavar, tender, recoger, planchar, doblar y volver a colocar... Alá cuanto trabajo, creo que hoy prefiero jugar al escondite!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario