Ir al contenido principal

¿Cómo están ustedes??????

....Si yo, hipoteticamente hablando, montara un circo, no sería la mujer barbuda (entre otras cosas porque utilizo las pinzas "quita pelos molestos" tanto como mi pijama de la pantera rosa, y creedme, eso es mucho); no sería la domadora (no hay más que conocer a mi peque, fierecilla indomable donde las haya); tampoco sería la trapecista (mi cuerpo no está preparado para correr riesgos innecesarios); ni la maga (aunque sea capaz de esconder conejos)... sería, la payasa, papel que me va como "diadema al pelo" (hartita estoy ya de la expresión "anillo al dedo"). Y es que me han dicho que si monto un circo me crecen los enanos, y yo tengo muchas ganas de que me crezca algo, aunque sean enanos...
....Ah!! como soy algo pequeña, si me véis con los enanos, yo soy la de la nariz roja...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quedarme callada...

Llevo días sin dibujar y acordándome de ti.
Tanta ansia por volver y me amordaza el bloqueo.
¿Cómo es posible encerrar el silencio en mi cabeza?
 Me persiguen las horas. El reloj imaginario que tiñe la paciencia va más deprisa que yo.
Debería volver al papel, a tachar, a pensar, pero la prisa me apremia y, aunque no diga nada, las voces vuelven a ocupar su sitio. Es probable que alguién lo entienda...
Quizás si esto lo escribiera P. B. tendría más sentido.







Con cafeína vuelvo a escribir sin pluma...

Espacio, lugar, sitio, hueco donde juntar las letras que no digo en voz alta, donde juntar las letras que al final del día me faltaron por decir, donde juntar las letras que ocupen el rincón que me faltó llenar.... vuelvo al blog con ilustraciones y textos nuevos, vuelvo al blog porque lo echo de menos, vuelvo al blog porque, aunque parezca que hablo sola, lo hago con mucha gente, vuelvo para hacer ruido en silencio.
Bienvenida yo de nuevo a mi espacio de liberación mental.

Propuesta de Santo para todos los días

Catorce de Febrero de 1987... D.P. se sienta en el pupitre de al lado y ¡tachán! me regala un sacapuntas; yo. le miro, me pongo del color de la sandía abierta más fresca del verano y le regalo mi goma de borrar. Pasé el resto del día sacándole punta a los lápices y, sin poder borrar, porque le había regalado el bien más preciado de una niña en el cole ( las gomas de borrar están muy infravaloradas ) al niño más guapo de toda mi clase de 2º A. Así es como yo entiendo este día y el resto de los días del año; ofrecer a alguién que tú crees especial algo que para tí encierra un gran valor cuando menos te lo esperas ( os aseguro que yo con 7 años no me lo esperaba ).
Quisiera desde este humilde espacio tan público, desear a todos los humanos y extraterrestres, a todos aquellos a los que les corre sangre por las venas y a los que les corre horchata, a todos los conocidos y desconocidos, a los que piensan en verde y a los que no piensan, a los que no ven más allá de sus narices y a los que …