lunes, 5 de diciembre de 2011

Quietecita estás más guapa....

Que soy torpe, y qué? no pasa nada... Voy por la vida como una locomotora, si echara humo, sería una de las de verdad... Así me va, hablo sin pensar porque pienso demasiado rápido y a mi boca no le da tiempo a escuchar lo que tiene que decir mi cabeza que, seguramente sea políticamente más adecuado que lo que traduce mi lengua.
A mi torpeza la alimentan las prisas, con lo cual estoy planteandome que mi propósito para el 2012 va a ser, tachán tachán: ir más despacio, ir casi de puntillas, flotar en el tiempo, con suerte así no me quedaré calva, que  tanto estrés hace estragos en mi pelo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario