sábado, 26 de noviembre de 2011

Entre rosas y morados...

Con la llegada del frío, hay partes de mi cuerpo que no responden como deberían, creo que forma parte de una herencia que me regalarón mis queridos antepasasdos; se trata de que mi circulación sanguínea durante las estaciones frías del año, tiene prohibido llegar a la punta de mis dedos; quizás mi sangre tiene complejo de ocupa en según que partes de mí. No sé, el caso es que esta entrada está dedicada a mis queridos dedos, Anular y Meñique, porque no quieren que trabaje, solo quieren quedarse calentitos en mis guantes de lana y no salir, parecen ositos en plena ivernación (¿se escribe así?).
Para ser sincera no es que sean unos dedos bonitos cuando están en estado natural, pero por lo menos no son esas morcillas rosas y moradas que tengo ahora.
Con amor y cariño para ellos ¡por favor un respiro!

1 comentario:

  1. Hi Ire ! Don't really understand everything in Spanish, but i love these two poor frozen lost ones :)) Funny little creatures on your blog ! And thanks for joining mine, by the way.

    ResponderEliminar